El bar de las grandes esperanzas

El bar de las grandes esperanzas. Una historia emocionante

 






J.R. creció con su madre, pues su padre los abandonó cuando J.R. no había pronunciado su primera palabra. Él, sin embargo, sabe quién es su padre: un DJ de Nueva York que tiene un programa de radio y cuya voz J.R. escucha con la oreja pegada al aparato. Hasta que un día la voz desaparece del aire y J.R. se queda sin nadie a quien escuchar. Encontrará refugio en el amor de su madre y en el Dickens, el bar de su barrio, un sitio donde poetas, policías, apostadores, soldados, boxeadores y estrellas de cine tienen una historia que contar. Allí, entre todas esas voces que lo cautivan como en un sueño, J.R. podrá darle voz a su propio destino y podrá forjarse, también, una identidad. Esta primera novela del premio Pulitzer J. R. Moehringer es una emocionante historia con tintes autobiográficos sobre la búsqueda de modelos para la construcción de la propia masculinidad. 



J. R. Moehringer (Nueva York, 1964) es un periodista y escritor estadounidense, que ha recibido numerosos premios durante su trayectoria profesional, entre los que destaca el Pulitzer en el año 2000, al que previamente había sido finalista en 1998. Desarrolla su trabajo en la redacción de Los Angeles Times. Tras colaborar con Andre Agassi en su exitosa autobiografía, su primera novela constituyó un enorme éxito de crítica y público. Recientemente, ha publicado El campeón ha vuelto, una historia sobre la vida del púgil Bob Satterfield. 

Lee más sobre esta obra en: http://sl.ugr.es/09G3


Y, sobre su autor, en: http://sl.ugr.es/09G4



Obra disponible en todas las Bibliotecas de la UGR: http://sl.ugr.es/09G5

Comentarios

  1. He comenzado el libro hace unos días, llevo poco pero me ha atrapado. La introducción te pone en antecedentes de dónde se desarrolla la acción, los bares y la importancia de éstos en la vida del protagonista. Hace una descripción fantástica de los bares (parecen irlandeses) y tiene unas frases lapidarias. Lo que he leído me ha parecido de una ternura... ese niño criado con su madre en la casa vieja de los abuelos rodeado de gente... y la voz. Me gusta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, como tú, acabo de empezar lo y, ciertamente, me está enganchando. Excelentes descripciones un relato intimista.

      Eliminar
  2. Comparto vuestra opinión me ha enganchado, ese carácter intimista que resulta tan cercano. Me llama mucho la atención la visión del universo femenino, acabo de leer el capítulo en el que habla sobre la abuela y no he podido resistir buscar información sobre Longfellow y el poema de Hiawatha al que hace referencia. Me encanta.

    ResponderEliminar
  3. A mí no me ha gustado mucho, tiene tantos tópicos, el fútbol americano, la universidad, los bares.. Las reflexiones que yo me he hecho durante la lectura, al final son las conclusiones que saca el protagonista, o sea que no estaba tan equivocada.

    ResponderEliminar
  4. Esto me recuerda a Santi el camarero del Hospital Real que lamentablemente ya no esta, tenía siempre algo que decir para cada uno, te hacia sentir parte del lugar, parte de una comunidad, no en todas partes y no en todos los bares, cafeterías, etc. se consigue eso... a ver si vuelve algún día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También pero lo imagino más oscuro, tosco y extraño... muy filósofos y lectores con su libro de palabras... Un refugio y una trampa para él y puede ser que un poco para todos; pero prueba superada se puede suponer.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo contigo Marga, cuanto más leo del Dickens o Publicans me acuerdo más de Cheers

      Eliminar
  5. No se por donde vais en la lectura por lo que no voy a adelantar nada pero los libreros me hicieron acordarme de la película "My fair lady".

    ResponderEliminar

Publicar un comentario